Poesía desde la Histeria...

MARIONETA.

No me atrevería jamás a
volarme lo sesos con Bacardí
ni a coleccionar libros vaqueros
por las noches
siendo el amante de mi
corazón proxeneta
colgar los zapatos en el cable
e intentar vivir
con la mierda diaria
y una botella en mano
como marioneta del alcohol
despreciando
las monas de guayaba
y el aire comprimido
de carnaval
No me atrevería jamás
a recordar demonios
en mis ratos libres
u odiar los poemitas de amor
taladrándome con memorias
                               abrazos
                                 besos                                         
entre café y café
a las cinco am
siete días a la semana
treinta y cinco años
viendo a la muerte roncar
sin odiarla
      amarla
con mi propio calzar
empapado de tragos
y la vida que se va
cuando hablo
desahuciado
como rata
de laboratorio
No me atrevería
jamás
a tirarles la bronca
después de mi escape
del anexo
de las lecciones
morales
ni heredarles
mi enfermedad
No me quejo
porque los hay peores
como yo mismo
pero no me atrevería
jamás
a ser como mi padre
                     para sorprenderme a diario
                                  cuando lo miro en el espejo…

Comentarios