Una pequeña colaboración con mi hermano. Publicado en VICE.

SIN LUGAR PARA LA TRISTEZA.

FOTOS: ISRAEL GARNICA


Los foto reportajes de la cárcel suelen ser solemnidades artísticas, ideas románticas sobre la figura delictiva, miradas de la víctima sufrida y retratos de sus pésimas condiciones. Muchas veces se abusa del recurso blanco y negro en alto contraste para ambientar “la depre”, y acabamos viendo interminables postales de presos contemplando las ventanas a contraluz, de cárceles que parecen en ruinas y de sufrimiento en general.

Otros fotógrafos optan por confeccionar sus reportajes, pensando que se trata de la alta cultura villana, una pasarela indecente, o bien, como en el Discovery Channel, pretenden captar el momento en que los ratones hacen fiesta en su hábitat natural, seguros de que el gato no asaltará la celebración.




En cambio, estas fotos dicen: “a la chingada su solemnidad”. El momento del desmadre también se queda tatuado: posando como en el fut, preparando los chicharrones, haciendo la Britney señal, gritándole al stripper y enseñando una teta.
En el penal de Santa Martha Acatitla de la Ciudad de México hay tener la mente ocupada, divertirse y gozar la pinche vida. Como ellas dicen: “Aquí, no hay lugar para la tristeza”.

Algunas  de éstas fotos no fueron publicadas en la edición original de VICE
Las muestro por placer, porque serán parte de un libro, próximo a terminar, "Geografía es destino, mi  diario sobre el reclusorio." 





Comentarios